viernes, 30 de julio de 2010

Validez y Confiabilidad de los instrumentos

Esta semana, trabajamos en la validez y confiabilidad de instrumentos. Es un tema bastante amplio, ya que no solo considera la evaluación, sino que también a todo ámbito donde se requiera de organización e impecabilidad en instrumentos de trabajo. Pero por supuesto, nosotros abordamos el tema desde la perspectiva de la evaluación educacional. En este taller, lo que debimos hacer fue primero que todo, observar una presentación power point realizada por el profesor acerca del tema, y responder a dos preguntas que estaban en la presentación, las que debíamos responder argumentativamente. Mis respuestas fueron las siguientes:



Introducción



El presente informe tiene como objetivo desarrollar respuestas argumentativas para las preguntas presentadas en la presentación power point vista en clases acerca de “la validez y confiabilidad de instrumentos”. La presentación nos da los contenidos suficientes para desarrollar la actividad y responder acertadamente a las preguntas presentadas que son las siguientes:

1.- ¿Cuál es la calidad de los instrumentos que aplicamos?

2.- ¿De qué forma pueden ser más confiables y válidos en una institución educativa?

Todos los argumentos, por supuesto, serán en torno a la evaluación educativa y los instrumentos que aplicamos para evaluar.



Desarrollo

1.- La calidad de los instrumentos que utilizamos en el proceso educativo son instrumentos cuantitativos de medición de aprendizaje –o conocimientos- obtenidos por el alumno luego de un proceso continuo de enseñanza en la que el alumno supuestamente debió aprender y desarrollar competencias necesarias para expresar lo aprendido. Pero ¿cómo podemos saber si éstos instrumentos evaluativos que aplicamos a nuestros alumnos? Es simple, debemos tener en cuenta dos conceptos claves de análisis de efectividad de un instrumento evaluativo, la validez y la confiabilidad de éste.
“La validez, se refiere al grado en que un instrumento realmente mide la variable que pretende medir”.  Eso es lo que nos dice el ppt como definición de la validez, analicémoslo. Un instrumento de evaluación es válido en el momento en que conocemos con certeza que realmente es efectivo al momento de medir habilidades y conocimientos, la validez es lo que nos da un grado de efectividad del instrumento.
La confiabilidad es otro grado de efectividad de un instrumento evaluativo, pero digamos que es mas cuantitativo, ya que requiere del uso del “coeficiente alfa de Cronbach”, que es una fórmula de variables usada para obtener la confiabilidad de un instrumento, se mide del 0 al 1 y esto demuestra la efectividad o confiabilidad del instrumento evaluativo.
Ambos grados de muestra de efectividad al ser aplicados a nuestras evaluaciones nos harían realmente mejorar el sistema evaluativo que utilizamos hoy en día.



2.- Pueden llegar a ser más confiables y validos si utilizamos los métodos de cálculo de estas variables de confiabilidad y los criterios de validez, que nos llevarían a un mejor resultado en la producción de los instrumentos evaluativos y, a su vez, éstos acompañados por una buena y efectiva pedagogía, derivarían en una gran y mejor forma de aprendizaje de los alumnos y medición de éste.
Al utilizar estos conceptos de validez y confiabilidad de forma efectiva en la institución educativa, nos proveería de mucha mejor certeza acerca de si nuestro trabajo lo estamos desempeñando de una manera apropiada y correcta, que está funcionando y que debemos seguir así y mejorando, pero en el caso de que los instrumentos que usamos no sean ni confiables, ni validos, primero que todo no podríamos ocuparlos con nuestros alumnos y segundo, tampoco arrojarían los resultados reales de desarrollo de conocimientos en nuestros estudiantes. Además de darnos cuenta que nuestro trabajo no esta yendo por el mejor camino, esto es, que no estamos desempeñándonos bien en lo que es nuestro trabajo, es decir, somos deficientes. Desafortunadamente, esto ha estado pasando hasta el día de hoy en el sistema educativo actual, en que muchos profesores actúan de forma irresponsable al no verificar si los instrumentos que utilizan son validos y confiables.



Conclusión


Como futuros profesionales de la educación, debemos ser capaces de utilizar estas grandes armas que nos han entregado, es decir, el conocimiento que ahora tenemos acerca de la validez y la confiabilidad de instrumentos. Aplicar esto podría desembocar en una educación a futuro mucho más eficaz, y perfeccionada, a diferencia de la actual irresponsable y en pañales que conocemos.
Gracias a estos conceptos, nuestra mira a futuro será mas clara en cuanto a lo que debemos y no debemos hacer en cuanto a la evaluación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada